Entendiendo la Ciberinteligencia

Hoy en día, las herramientas y la información que tenemos al alcance de nuestras manos es impresionante así como la manera en la que se logra adecuar a los usos que tenemos día con día, y que incluso, se han convertido en temas serios al momento de incluirlos en la seguridad o el respaldo en lo que hacemos.

En un contexto más concreto, sabemos que la inteligencia nace de la recolección, evaluación, análisis, integración e interpretación de la información que tenemos disponible, teniendo en cuenta que sea significativa, y que a la postre se traduzca en conocimiento, facilitando la toma de decisiones con mayor claridad y eficacia siguiendo el ciclo de la inteligencia.

De esta forma, entendemos que la ciberinteligencia hace referencia a las actividades de inteligencia en los distintos procesos de ciberseguridad, ya que su labor es analizar y prevenir, identificar, localizar y atribuir ataques o amenazas en el ciberespacio.

Al día de hoy resulta imprescindible ya que la presencia en el ciberespacio de todas las entidades (ya sean empresas, gobiernos, bancos, o personas) genera un riesgo constante al mantener la información vulnerable, haciendo que puedan acceder a ella extraños que no utilicen estos datos de manera adecuada.

Todos los servicios que la ciberinteligencia brinda son muy complejos y con gran variedad, aun así, todos tienen comparten el mismo objetivo final: asegurar el bienestar de las personas, empresas o negocios que están relacionados con ella, y así evitar cualquier inconveniente que les pueda perjudicar en menor o mayor medida.

Características

Teniendo como objetivo proporcionar un modelo preventivo, así como la mayor seguridad posible para una organización o persona, es crucial que los proveedores de servicios de Ciberinteligencia reúnan los siguientes requisitos:

  • Detallar con un enfoque personalizado las necesidades de información del cliente
  • Capacidad de explotación de las fuentes de información y la entrega de esa información para la producción de inteligencia.
  • La transformación de la información en inteligencia mediante un equipo multidisciplinar con formación y habilidades técnicas de análisis de inteligencia y data science para ejecutar análisis complejos de datos estructurados y no estructurados en plataformas y grandes volúmenes de información (Big data).
  • Identificación detallada sobre posibles violaciones a la propiedad intelectual.
  • Conocimiento para evadir ataques a través de datos sospechosos y/o escondidos.
  • Respuesta efectiva y rápida a situaciones de crisis.
  • Comunicación en diferentes idiomas, ya que los ataques pueden suceder desde cualquier parte del mundo y en cualquier lengua.
  • Servicio ininterrumpido durante las 24 horas del día los 7 días de la semana.
  • Capacidad de ciberinvestigación (detectives digitales) para lograr obtener y aportar información, con metodología forense para pruebas y evidencias.
  • Elaboración de alertas tempranas e informes detallados para comunicar debidamente, con el objeto de reducir la incertidumbre en el proceso de toma de decisiones.
  • Medidas de ciberdefensa para la protección absoluta contra las amenazas a dirigentes o equipo directivo, responsables de empresas y organizaciones públicas o privadas.

Las características presentadas en la lista anterior solo es una referencia pues diariamente las acciones de ciberinteligencia se van adaptando, así como las estrategias que surgen para contrarrestarlas. Esto es variable y será más específico tratando las diferencias de cada cliente.

Los riesgos y amenazas virtuales evolucionan muy rápido, así como acciones que buscan perjudicar a las personas, es por eso que resulta fundamental para todas las personas conocer y aprender todas las novedades y actualizaciones que este tema requiere, así como comprender las estrategias que pueden beneficiar mucho a nuestras empresas.

Agregar comentario